Carta de Idoia

Foto de Idoia ZarrabeitiaHola, soy Idoia y quiero darte la bienvenida a La Tienda de Patty.

Siempre he sido presumida. Imposible encontrar una sola fotografía por muy pequeña que fuera donde no aparezca con bolsos, collares… cualquier cosa me venía bien para adornarme. Jugaba a ser una chica mayor, me maquillaba, me ponía los zapatos de mi madre, con tacón por supuesto, y me encantaba probarme modelitos uno tras otro.

Mi amatxu cosía y hacía punto y lo hacía divinamente. Siempre nos hizo la ropa a mi hermana y a mí. Ella fue mi primera y mejor escuela. Así, era muy niña cuando empecé a hacer vestidos a mis muñecas. Luego me animé a confeccionar mi propia ropa, hice un curso de corte y confección y aprendí a “visualizar” cómo quedaría una prenda a partir de un trozo de tela . Toda una vida entusiasmada por la moda tenía que acabar así: convirtiéndose no sólo en mi hobby sino también en mi profesión. En esta carrera hacia lo que ahora soy.

Quémepongo fue el primer paso. Formarme como asesora de imagen fue una decisión qué cambió mi vida al permitirme descubrir una profesión que me apasiona y con la que disfruto cada Día: ayudar a personas de cualquier edad a adaptar su imagen a sus necesidades, explicarles cómo sacarse más partido, como verse y sentirse mejor… es una sensación única y absolutamente satisfactoria que me llena por completo.

A partir de la experiencia de mis clientas, y de la mía propia, he ido constatando que en Bilbao nos hacía falta algo nuevo: un comercio donde poder comprar algo diferente, único, con prendas de diseño y calidad pero a la vez asequibles a un público muy amplio. Salirnos de lo clásico y atrevernos a mezclar estilos, darnos un toque de sofisticación con los complementos, potenciar nuestra feminidad… Y así surgió este apasionante proyecto: un sueño, mi sueño, hecho realidad. Un sueño que necesitaba un nombre, corto, con fuerza y que mejor que el de mi propia hija, la niña de mis ojos: Patty. Ella da nombre a este sueño que hoy, convertido en realidad, os presento con orgullo.